Mi nombre es Anabel Teixeira. El 13 de julio del 2020 algo increíble paso. Estaba contando los cristales para coser en el tilak de Guruji en el cuadro que estaba pintando y vi que sólo tenía media docena y no llegaban para todo el tilak. Los puse de nuevo en el frasco de vidrio transparente que estaba vacío. Pensé: ′′Esta tarde voy a comprar más”. Y luego pensé: » Quizás en vez de vidrios coso lentejuelas doradas». Luego cambié de opinión nuevamente y pensé: “Pero con los cristales se ve mucho más bonito… Voy a coser estos seis que tengo y luego estoy segura de que lo arreglo. Si no lo consigo, cubro el resto del tilak con lentejuelas”.

Luego fui sacando uno a uno los cristales del frasco y superponiéndolos sobre el tilak para ver cuál sería el efecto y de repente empecé a notar que los cristales no se acababan. ¡De 6 cristales pasaron a ser 19 cristales y alcanzaron a cubrir todo el tilak!

Tenía el corazón latiendo muy fuerte. ¡Estaba incrédula!

¡Tuvo que haber sido Él!, Solo eran 6, todavía no estaban cosidos, solo los sobrepuse para ver cómo quedaban. Se triplicaron, estaba un poco en shock, temblando y llorando.

Solo tenían 6 e iba sacando del frasco y… ¡no paraban de salir!

Tenía miedo de pintar a Guruji, de no poder retratarlo bien, porque nunca estudié pintura, pero me salió del corazón.

Jai Gurudev.

X